Debo reconocer que al leer el correo esa mañana, donde se me requería presupuesto para una preboda de una pareja de Japón, me sorprendió bastante.

En un primer momento pensé que seria una manera de preguntar el precio de una preboda y como realizo tal trabajo, pero al tiempo que contestaba email y recibía me daba cuenta que realmente estaba hablando con un apersona de la otra esquina del mundo, y así fue, hablaba con Kimming.

Después de varios días en conversación, me comenta que desean hacer la preboda en una fecha determinada, ya que es cuando tiene vacaciones y desean venir a España y aprovechar su estancia y realizarse las fotografías, por tanto yo encantado.

Llego el día que planeamos la sesión, y Kimming junto a Melisa (son sus nombres europeos) contactaron conmigo diciéndome que ya estaban  en Granada y que les parecía una ciudad super bella. Ese mismo día tuve el placer de conocerlos. Sin lugar a duda una pareja excepcional.

Me sorprendió la buena disposición que tenían para realizar el trabajo, independientemente del idioma (tirabamos de app traductor en el movil) nos entendíamos genial, parecía que como si nos conociéramos de mucho mas tiempo jejeje

Me facilitaron mucho también el trabajo ya que el día anterior dieron una vuelta por las calles que mas les gustaban para así tenerlas localizadas así que fue rápido y directo, tan rápido que yo veía a Melisa subir por el Albaicin en tacones y me quedaba sorprendido.

Les propuse que si les parecía podíamos hacer dos cambios de ropa uno mas informal y otro mas formal para realizar algunas fotos algo mas serias y sin dudarlo aceptaron la opción donde muy orgulloso llevaban la ropa guardada en una bolsa de «compra» con el escudo del f.c. Barcelona del que Kimming es fanático.

Paseamos por varios rincones de Granada y mientras andábamos me contaban curiosidades de Japón , de sus vidas, a lo que se dedican y como se conocieron.

Sin dudas son una pareja risueña, que les gusta vivir la vida y descubrirla con sus risas y su forma de ser. Se casan el próximo año 2018, y esta es su preboda oficial, me contaron que ellos tienes la costumbre de realizar las bodas todas juntas en unas fechas concretas y que tienen reservado su fecha desde hace ya 2 años.

Una cuestión que me preguntaba desde el principio fue por que decidieron hacerse su preboda conmigo, y su respuesta fue clara y concisa, «cuando preparabamos nuestro viaje descubrimos a un fotografo que tenían unas fotografías que por alguna razón nos encantaron, por su naturalidad y elegancia, así que decidimos en nuestro viaje que Granada sería una parada solo y exclusivamente para hacer fotos con Sergyo»
Cuando me contesto con estas palabras solo me quedo agradecérselo infinitamente ^_^ Un placer haberos conocido !!

 

Si, tú que lees estas palabras y te gustaría tener una historia fotográfica parecida ponte en contacto conmigo aquí 

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada